PREMIO AL MEJOR PROGRAMA DE TELEVISIÓN 2017

lahoracultural

LA HORA CULTURAL

Antonio Gárate es carne de imitador. Rara avis como Gasset o Punset, posee una fuerte personalidad y ademanes y actitud idónea para terminar dando juego en un ‘sketch’. Gárate es reconocido por los amantes de la cultura. Pocos periodistas demuestran tanto entusiasmo con su trabajo como el presentador del Canal 24 Horas.

Cada día recibe en el plató de la emisora pública de noticias a personajes relacionados con el cine, la música, el arte, la danza o la literatura y los somete a un minucioso interrogatorio para dar a conocer su trabajo. Se encarga de otorgar minutos de gloria a personajes y compañías a los que los informativos y los espacios más generalistas apenas prestan atención.

Se ocupa y preocupa por libros, películas, discos o exposiciones, términos en peligro de extinción en el panorama televisivo actual, más entregado a otros menesteres. No entiende de territorios ni de fronteras, lo mismo aborda festivales que acontecen en pequeñas ciudades españolas (no todo pasa en Madrid y Barcelona) que citas internacionales. Propone a los intérpretes que declamen, a los escritores que citen y a los músicos que toquen. A alguno incluso lo ha sacado a la azotea de los estudios de RTVE para que improvisase allí un recital en las alturas.

No le faltan recursos ni excentricidades a este presentador, al que costaría imaginárselo tomando las riendas de un ‘reality’ o de un debate-jaleo político. Nunca se sabe. Tampoco lo hubiésemos dicho de Mercedes Milá y mira. Pero ¿de dónde ha salido este presentador? Su pasado cultural explica la pasión que pone a los contenidos de los artistas. Y es que Gárate es uno de los suyos.