PREMIO POP EYE AL MEJOR ÁLBUM 2018

SOLEÁ MORENTE por OLE LORELEI

La hija menor del eterno ENRIQUE MORENTE ofrece múltiples variables en el disco OLE LORELEI, una obra que la está aupando al pelotón de cabeza del pop español actual. Soleá Morente ha logrado con este disco dignificar y revalorizar aquellos que en su momento fue conocido como ‘nuevo flamento’.

Una multitud de variables son las que propone Soleá Morente en su flamante disco. Así, por ejemplo, es capaz de hacernos creer que es Jeanette en Ya no sólo te veo a ti, donde además queda sellada la huella de Lorena Álvarez, una inesperada –y más que refrescante– colaboración en letras y coros.

Justamente la participación de Álvarez es toda una reivindicación del interés de la menor de las hijas del gran Enrique Morente en mirar de manera heterodoxa a mares ajenos al arraigo andaluz, aunque sea éste el que preña la esencia de Ole lorelei. Y así, la conexión arábigo-flamenca dice presente en el trenzado eléctrico a lo Smash de La alondra, pero también en el recuerdo a Las Grecas en Olelorelei.

Para poder tejer con hilado atemporal todo giro melódico o instrumental, otra de las claves ha sido contar con Alonso Díaz, miembro de Napoleón Solo, que se ha encargado tanto de los arreglos como de la producción del disco, amén de una dirección musical que resalta por la naturalidad con la que bullen ríos de músicas transoceánicas, donde la pauta siempre es integrar el acervo flamenco con la maestría pop. Al estilo de la gran Cathy Claret, al que Soleá consigue dotar del inconfundible sello heredado de su padre.

Así, desde una senda diferente a la de su padre pero con un objetivo común, Soleá consigue la dignificación de aquello que en su momento fue conocido como «nuevo flamenco» y luego desvirtuado por el «flamenquito». Y vaya si lo ha logrado. De diez y con duende. Mucho duende.