PREMIO POP EYE DE HONOR A TODA UNA TRAYECTORIA 2018

MIGUEL RÍOS

“Sin el rock, es imposible entender nuestra historia más reciente. Y sin Miguel Ríos, es imposible entender nuestro rock”, el Rey Juan Carlos.

Miguel Ríos nació el 7 de Junio de 1944 en Granada. El menor de siete hermanos pasó una infancia normal en el colegio de Salesianos y en las calles del barrio de La Cartuja, su segunda escuela. Pronto encontró trabajo en el departamento de discos de unos grandes almacenes, donde se acercó a una música que todavía disfruta: el rock.

Miguel logró su primer contrato con la multinacional Philips, que le pagó tres mil pesetas por su debut discográfico, a base de cuatro títulos: El twist, Pera madura, Twist de SaintTropez y Cayendo lágrimas. Fue el principio de una discontinua carrera, entre dudas, algún fracaso, periodos de inactividad, hasta que, a finales de esa década de los 60, le llegó un inesperado triunfo internacional y desde entonces atravesó un largo camino, no exento de dificultades, hasta consagrarse como nuestro “rey del rock”.

En 1969 es cuando le llegó su gran momento con el celebrado Himno a la alegría. Miguel Ríos apareció en las listas de éxitos norteamericanos (algo nunca visto hasta entonces por un español) y en las europeas, consagrándose como una figura. Ganó popularidad y mucho dinero, tras vender siete millones de copias. Curioso también es saber que el granadino se opuso a ese proyecto, aludiendo que nada tenía que ver con un rockero. El productor del disco, Rafael Trabucchelli, lo convenció a trancas y barrancas. A song of joy llegó hasta el número 14 del top de la revista Billboard, exactamente el 13 de junio de 1970, permaneciendo nueve semanas en esa codiciada lista.

En los años ochenta es cuando brilla más su estrella rockera, con sus conciertos en estadios deportivos, en un alarde de imaginación y técnica. Aquel título de Los viejos rockeros nunca mueren hizo fortuna y le ha acompañado siempre como una permanente leyenda.

A lo largo de su dilatada carrera ha publicado cerca de 40 discos. También ha presentado programas musicales en televisión como “Qué noche la de aquel año” o “Buenas noches, bienvenidos”. En 1999 el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales reconoce la larga trayectoria profesional de Miguel Ríos concediendo la “Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo”.

En 2002 le es concedida la Medalla de Oro de Andalucía. El 23 de abril ofrece un espectacular concierto ante 100.000 personas en el Zócalo, México, D.F., la plaza más grande de toda Latinoamérica.

En el 2006 es galardonado con el Premio Ondas: Premio especial del Jurado “Simplemente porque Miguel Ríos es la historia del rock en España”.

El 28 de febrero recibe el que para autor de “Bienvenidos” es su galardón más preciado. La Presidenta de la Junta de Andalucía le nombra Hijo Predilecto de Andalucía.

Miguel Ríos es una artista fundamental, que siempre ha mantenido dignidad artística y compromiso social. Sin el rock es imposible entender nuestra historia y sin Miguel Ríos es imposible entender nuestro rock. Palabras rescatadas del discurso de entrega de la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, pronunciadas por el Rey Juan Carlos.